Espíritu Santo

7 mayo, 2015

Entre el Padre y el Hijo

La más grande fiesta cristiana es la de Pentecostés, día en que el Espíritu Santo vino a los apóstoles y nació la Iglesia de Cristo.

7 mayo, 2015

Respuesta a la búsqueda

La más grande fiesta cristiana es la de Pentecostés, día en que el Espíritu Santo vino a los apóstoles y nació la Iglesia de Cristo.

7 mayo, 2015

La alegría divina

La semana más esplendorosa del año es la que está iluminada por la luz adorable de la resurrección de Jesucristo...

9 octubre, 2014

¿Cuál es la función del Espíritu Santo?

pentecostes No soy amiga de hablar del Espíritu Santo en abstracto, porque no existe. Lo real es la acción continua del Espíritu en las personas. El Espíritu Santo es Dios mismo, como Espíritu, abriendo espacios en la persona para que se crezca en la presencia del Padre y del Hijo...

6 octubre, 2014

La libertad del Espíritu y la oración

pentecostes Como veíamos, la oración no es para pedir cosas, sino para quitar obstáculos que impiden que el Espíritu actúe en ti libremente. Imagina que tu interior es como una pista de patinaje. Lo deseable es que esa pista sea lo más lisa posible para que se pueda patinar libremente...

24 julio, 2014

Espíritu Santo, ¿para qué?

espiritusantoDos horas atrás abrí mi Facebook y encontré un mensaje con una pregunta: Espíritu Santo ¿para qué?...

17 julio, 2014

Espíritu Santo, ¿Quien eres ?

Ni siquiera hemos oído hablar de un Espíritu Santo…” (Hch 19, 2) esta es la expresión que muchas personas alrededor del mundo usan cuando se les pregunta por el Espíritu Santo

16 enero, 2014

Conscientes de la obra del Espíritu

Es un conjunto de operaciones que realizamos para colaborar con el Espíritu: es ser dóciles a la acción del Espíritu Santo, como Jesús. Sirve para disponerse al Espíritu Santo, que actúa en nosotros y se deja sentir...

14 enero, 2014

El Espíritu me hace consciente de pecado

Veíamos que la finalidad del Espíritu Santo es que seamos hijos de Dios por participación de la Divinidad: abiertos a esa Divinidad somos realmente hijos de Dios...